Valoración:
[Total: 9 Average: 4.9]

En este artículo vas a encontrar algunos consejos sobre cómo aprobar exámenes de test en oposiciones. Si los test no se te dan bien o te suponen algún problema, tienes que leer este artículo en el que encontrarás trucos para aprobar test.  Hay una técnica para hacer los exámenes y te la vamos a enseñar. Te vamos a enseñar cómo hacer examen tipo test con algunos trucos importantes. No te los pierdas. Nuestro método innova te ayuda a aprobar los exámenes de test de oposiciones que preparamos con la ayuda de los mejores profesionales.

¿Te gustaría ser funcionario y trabajar para la Administración Pública?

Es posible que te lo hayas planteado alguna vez, pero no te has atrevido porque te han dicho que es muy difícil y que los exámenes son muy duros. También puede ser que, habiéndote preparado, a la hora de hacer el examen te hayas quedado a las puertas por no haberlo hecho correctamente bien por nervios, bien por no tener una buena técnica de realización de exámenes. Una oposición no sólo es estudiar, sino que también es necesario saber hacer los exámenes. 

La mayoría de los exámenes de oposiciones tienen una prueba teórica de tipo test. Te vamos a dar una serie de nociones de cómo llevar a cabo con éxito dichos exámenes. Tienes que saber cómo aprobar examen tipo test para presentarte con garantías y con confianza.

cómo hacer examen tipo test

Planifica el estudio en función del tipo de examen

Antes de llegar al examen, debemos saber que el estudio para tipo test es diferente al estudio de preguntas de desarrollo. Sobre todo, debemos comprender la materia y quedarnos con los datos más importantes y relevantes que suelen preguntar en los exámenes. Es importante saber identificar con claridad las respuestas falsas cuando la pregunta lo pida. Esto te ayudará a tener muchas más probabilidades de éxito.

La experiencia nos muestra que hay determinadas preguntas que se repiten con frecuencia, o temas sobre los que se pregunta más veces. En la preparación haremos hincapié en esto.

hacer exame tipo test bien

Haz simulacros antes del día definitivo

No es una buena idea que tu primer test sea el que haces el día de la prueba oficial. Te pondrás nervioso, no leerás bien las preguntas y respuestas, y perderás la atención en la mitad del ejercicio. Por muy bien que lleves la materia, dudarás en las respuestas y eso te generará una sensación de inseguridad y de bloqueo que te hará naufragar antes de terminar el ejercicio. Si quieres aprobar un test, haz muchos test. Como en el examen de conducir.

¿Dónde encuentro esos test para practicar? Pregúntanos a nosotros. Somos especialistas en formar opositores y en acompañarlos hacia el éxito. Mándanos un mensaje o llámanos.

aprobar test

En estos simulacros nos mediremos, controlaremos el tiempo. De igual modo que cuando hacemos ejercicio físico vemos que vamos mejorando con la práctica, ganando en resistencia y fuerza, entrenando haciendo test, iremos ganando en resistencia, capacidad de concentración, velocidad, y atención.

Haciendo estos simulacros llegaremos al día del examen en plena forma para salir con bien de la prueba, sin despistes ni bloqueos que nos cojan por sorpresa.

 

La Penalización: ten una estrategia en los exámenes que penalizan

Dependerá de cuánta penalización tenga cada pregunta mal respondida o fallada el que hagamos el examen de una u otra forma. Normalmente cada pregunta bien respondida puntúa en positivo, las dejadas en blanco ni suman ni restan, y las falladas además de dejar de sumar, restan porque penaliza el fallo en la respuesta. La penalización es variable.

preparar examen tipo test

Si cada pregunta fallada penaliza mucho (por ejemplo, un punto o medio punto), solamente contestaremos aquellas preguntas que sepamos seguro. No arriesgaremos nada, ya que cada fallo nos va a restar mucha puntuación.

Únicamente si tras una primera vuelta al examen vemos que no llegamos al aprobado con las que sabemos seguro, podremos arriesgar algo más, ya que de todos modos no tenemos la nota deseada.

Ahora bien, si vemos que tenemos una puntuación aceptable, no contestaremos nada en lo que tengamos duda, y sujetaremos el bolígrafo que tiende a tener la necesidad de rellenar todo lo que encontramos a nuestro paso.

Si cada pregunta fallada penaliza relativamente poco (como por ejemplo un tercio de punto), haremos una primera vuelta contestando solo las que sabemos seguras, y después veremos cuál ha sido el resultado. Si la nota es baja, entonces seguiremos por las que dudamos algo, nunca por las que no sabemos nada. Iremos rellenando las dudosas en grupos de cuatro, ya que con una de esas cuatro que ya tengamos bien, aunque las otras estén mal, nos quedamos igual (un punto que suma y otro que resta). Y es fácil que tengamos alguna más bien, con lo cual ya estaríamos por encima de la nota de la que partíamos.

 

Abrir chat